Marcopolo desarrolló sistema de autodesinfección utilizando luz ultravioleta

Dentro de su programa de inversiones y acciones para la aplicación de la innovación y la tecnología en el desarrollo de soluciones y productos para colaborar en la lucha contra la pandemia de Covid-19 y para ayudar a reanudar la movilidad de forma segura, Marcopolo acaba de desarrollar un sistema sin precedentes que utiliza Luz ultravioleta para desinfectar los baños del autobús.

Rodrigo Pikussa, director del negocio de autobuses de Marcopolo, comenta que esta es otra iniciativa que refuerza la preocupación de Marcopolo con las personas. “Nuestras acciones, desde el comienzo de la pandemia, se basaron principalmente en proteger a las personas, tanto a nuestros colaboradores como a las comunidades donde operamos. Ahora, con nuestras iniciativas de bioseguridad a bordo, damos un paso adicional para proteger a los usuarios de nuestros productos y permitir que la sociedad regrese a sus actividades, lo más cerca posible de lo normal«, dice. El ejecutivo agrega que, además de ayudar a hacer que los vehículos sean más seguros durante la pandemia de Covid-19, esta nueva característica es un legado que Marcopolo pretende llevar adelante en sus vehículos, porque con él, los baños de la marca siempre estarán 100% limpios y listos para funcionar, evitando la transmisión de innumerables otras enfermedades.

El nuevo sistema recibió la aprobación del Laboratorio de Microbiología Clínica de la Universidade de Caxias do Sul, con una eficacia superior al 99,99% en la acción antimicrobiana. Esto demuestra que el uso de radiación ultravioleta UVC en baños de autobuses actúa para promover la bioseguridad en el transporte público, considerando la pandemia de Covid-19. El informe técnico está disponible para acceder en https://bit.ly/EficaciaAntimicrobiana.

Según Luciano Resner, director de Ingeniería de Marcopolo, desde que la pandemia golpeó al país, la compañía ha creado grupos específicos para buscar alternativas y soluciones para minimizar los impactos en los negocios y colaborar en la lucha contra la propagación de Covid-19 y sus impactos en la sociedad. “Uno de estos grupos ha estado trabajando intensamente para desarrollar y buscar soluciones para garantizar la seguridad y el bienestar en el transporte público. Este nuevo sistema es la tercera innovación presentada al mercado. El primero fue FIP Onboard, un servicio ya disponible en el mercado de Marcopolo Next Services, para desinfectar el interior del autobús, y el segundo, el kit de protección para conductores y cobradores de tarifas”, explica.

 

Según Resner, todos los autobuses con baños pueden recibir el nuevo sistema. «Lo único que debe ser evaluado por nuestro equipo técnico es garantizar que los dispositivos de seguridad y la detección de pasajeros estén presentes«, y agregó que otra precaución importante tomada por los ingenieros de la compañía fue desarrollar dispositivos que impidan que la luz ultravioleta se active con el presencia de pasajeros dentro del baño. «UVC es extremadamente eficiente en esta aplicación, pero al mismo tiempo es perjudicial para la salud, por lo que su uso debe restringirse a espacios cerrados, sin que los pasajeros estén directamente expuestos a la luz«.

El nuevo sistema ya está disponible para los clientes y puede instalarse tanto en vehículos en producción como en unidades que ya están en circulación en el mercado y se venderá como un kit, para todos los vehículos Marcopolo, Neobus y Volare.

 

Sobre el sistema

El sistema consta de un conjunto de luces ultravioleta en una cantidad e intensidad ajustadas a la configuración del entorno, que se activan automáticamente después de que se usa el baño o en ciclos automáticos durante el uso del autobús.

La radiación UVC elimina virus, bacterias y otros microorganismos porque puede penetrar en las células de estos patógenos y su estructura genética. También hay evidencia de que los rayos ultravioleta pueden dañar los aminoácidos y las proteínas que protegen el virus o le permiten unirse e infectar una célula huésped.

Las pruebas realizadas por el Laboratorio de Microbiología Clínica de la Universidade do Caxias do Sul dan fe de la eficacia y seguridad del sistema. Bajo las condiciones de estas pruebas, la acción antimicrobiana de la erradicación ultravioleta se evalúa en dos cepas bacterianas en forma vegetativa (Salmonella Typhimurium ATCC 14028 y Staphylococcus aureus), que sirven como referencia para combatir virus debido a su alta resistencia. En estas pruebas, la solución diseñada por Marcopolo fue efectiva, con una reducción de más del 99,99% de crecimiento en los seis puntos probados (manija, pomo de la puerta, lavabo, botón de descarga, inodoro y piso) dentro del baño con 15 minutos de exposición a la radiación ultravioleta.

Artículos Relacionados