Esta primavera salieron de fábrica los primeros camiones Volvo FH fabricados en serie para entregarse a clientes de toda Europa. ¿Pero cómo se fabrica un camión ultramoderno? ¿Cómo se hace para que toda la electrónica avanzada y el hardware funcionen armoniosamente en conjunto? ¿Y cómo puede garantizarse la máxima calidad? Volvo Trucks le guía por el proceso completo, desde el nacimiento del concepto hasta el camión acabado.

EL NUEVO VOLVO FH ha sido bautizado como el “camión de última generación”. Jonas Nordqvist, responsable de prestaciones y rentabilidad de producto en el departamento de planificación estratégica de Volvo Trucks, comenta lo que esto significa realmente.”Se podría decir que un camión ultramoderno debe cumplir todas las condiciones de una ecuación compleja. Deberá satisfacer tanto las necesidades del cliente como las demandas de la sociedad y combinar correctamente la tecnología moderna con propiedades tales como la calidad, la comodidad del conductor, la protección del medio ambiente y la seguridad”, explica Jonas Nordqvist.

El trabajo para desarrollar de un camión moderno comienza mucho antes incluso de que se piense en la producción. La búsqueda de la máxima calidad posible caracteriza cualquier aspecto del proceso, desde el principio hasta el final. Gracias a un minucioso análisis de los clientes, la sociedad y la competencia, se averiguan las demandas que un nuevo modelo de camión deberá satisfacer. El mercado también se analiza para identificar las innovaciones tecnológicas que pueden integrarse en el nuevo producto. Estos datos constituyen posteriormente la base de unos requisitos detallados que regularán el modo en que deberá fabricarse un camión moderno.

Producción: un factor crucial

Una vez establecidos los requisitos, pasamos al siguiente desafío: transformar las ideas en realidad. Para lograrlo, es necesario implementar un método de trabajo interfuncional en el que todos, desde el departamento de diseño, hasta los de fabricación y producción, trabajen conjuntamente desde el primer día.

“Uno de los parámetros más importantes en el desarrollo de un camión completamente nuevo es el hecho de que realmente pueda fabricarse. Aunque esto pueda parecer obvio, resulta esencial que el proceso de producción sea ergonómico, eficaz y pueda repetirse. En definitiva, se trata de poder garantizar un producto de alta calidad”, comenta Jonas Nordqvist.

Así pues, el hecho de que la producción en serie del nuevo Volvo FH esté en pleno desarrollo y de que los primeros camiones hayan empezado a entregarse a sus clientes, no solo marca el principio de algo. También marca el final de un largo proceso de desarrollo. Las plantas europeas de Volvo en Suecia, Rusia y Bélgica se centraron en desarrollar el nuevo producto en colaboración con los ingenieros. En paralelo, también pro-dujeron la documentación relativa a todo aquello que necesita actualizarse en las plantas, en cuanto a nuevas herramientas y nuevas capacidades.

“Se trata de una cabina completamente nueva, de un camión completamente nuevo. No hay ni un solo componente de la carrocería que se haya tomado del modelo anterior y esto impone una serie de exigencias tanto en lo referente a personal como a equipos, ya que estos últimos son a menudo específicos para cada producto”, comenta Hans Elmqvist, jefe de proyecto de la producción global del nuevo Volvo FH en todas las plantas europeas de la compañía.

Otros links relacionados