PARA KENWORTH de la Montaña termina el 2012 con metas cumplidas, balances positivos y nuevos retos para el año que viene. La consolidación de esta marca en Colombia responde a un proceso serio y bien planeado que no solo entregó buenos resultados en ventas y servicio, sino también en proyección de lo que será la inversión y expansión en los próximos años. “El objetivo cumplido es llegar, después de un muy buen año 2011 donde vendimos cerca de 4.500 unidades, a hacer una cifra de ventas muy importante para Kenworth de la Montaña con cerca de 3.700 unida-des, consolidándose como el segundo mejor año récord en ventas históricas para nuestra empresa”, aseguró Julio Toro, Gerente comercial de Kenworth de la Montaña. Por su parte, Emilio Manzano, gerente nacional de Kenworth de la Montaña, comentó que “en el 2012 mantuvimos una buena participación en el segmento de las tractomulas, incrementamos nuestras ventas en el sector de construcción con volquetas y mixers o mezcladoras de concreto y estamos planeando tener mayor penetración en ese sector de la construcción para 2013 .Haciendo un re aso en los aspectos más destacados del año, el 2012 comenzó viento en popa con la llegada al Puerto de Santa Marta de un buque cargado con 384 tractomulas de Kentworth de la Montaña que fueron recibidas por un selecto grupo de mas de 400 clientes y transportadores. Esta enorme importación de un excelente producto fue un prueba de cómo Kenworth de la Montaña estaba lista para atender el din mismo y el desarrollo de la economía colombiana previo a la firma del TLC con Estados Unidos, en sectores tradicionales como el transporte de carga, y es especialmente en el transporte de crudo y carbón.Las necesidades que exigía en estos dos sectores permitieron el desarrollo de un vehículo apto para las condiciones difíciles del terreno donde a diario trabajan las tractomulas de Kenworth de la Montaña.

Específicamente en Rubiales se realizaron estudios de campo para desarrollar una unidad que fuera confortable, menos rígida. Con los resultados finales se le hicieron varias modificaciones a los tractocamiones. Entre otras, en la parte física, independizando la cabina con suspensión neumática para que sea mucho más suave y los sistemas de escape de la cabina para evitar cargas y vibraciones, y el camión a su vez se hizo más liviano gracias a materiales como el metón en los capacetes. En la parte mecánica, se desarrolló una suspensión delantera mucho más suave y liviana para absorber las trepidaciones del camino con mayor facilidad, y la suspensión trasera, en términos generales, quedó montada sobre bolsas de aire y es 100% para servicio severo, pero a su vez sirve para carreteras comunes. Y de acuerdo a las necesidades del cliente, en la parte de seguridad, Kenworth de la Montaña ofrece una quinta rueda compensadora especialmente diseñada para transporte de líquidos con tanque cisterna, alargando la vida útil del camión y del tanque.

Todas estas modificaciones, pensando en lo que quiere y necesita el cliente, así como la respuesta en el servicio de mantenimiento y garantías, suministro de repuestos, capacitación, y sobretodo en el rendimiento y confiabilidad de los camiones Kenworth de la Montaña, generaron muy buenas opiniones de las flotas más importantes del país, que mueven su carga con Kenworth de la Montaña, como CTC, Covolco, TLCSA, Copetran, Jovalco, Iceberg, entre otras. Coltanques, una de las empresas de transporte más grande e importante del país, con cerca de 900 unidades de Kenworth en su flota, destaca la relación y servicio recibido. “Las últimas unidades de Kenworth de la Montaña están llegando con una muy buena tecnología, por su motor ISX T800 con bombona. También ha sido muy importante la información que suministra el computador incor-porado a estos nuevos equipos, ya que contamos con datos actualizados que nos permiten tomar las accio-nes necesarias en cada vehículo. Además, el conductor se siente muy confortable, lo que facilita su trabajo en las condiciones duras con las que se realiza este tipo de transporte”, comentó Misael Segura, Jefe de Ope-raciones Líquidos de Coltanques. Pero no solo las innovaciones a los vehículos ha sido clave en la forma en que se posiciona la marca, cada vez con más fuerza. La aprobación por parte de la Junta Directiva de Kenworth de la Montaña de su plan de inversión de expansión, dada la cantidad de unidades que han entrado al mercado y buscando prestar un mejor servicio posventa a estas uni-dades nuevas que hay en el mercado, es parte esencial y ambicioso de lo que será el futuro de la compañía y la satisfacción de los clientes en los próximos años. “En Bogotá vamos a tener otra sede con 25 mil metros adicionales, cerca de 110 bahías más de trabajo. En Santa Marta son 20 mil metros cuadrados, una sede con cerca de 50 bahías de trabajo nuevas.

En Cartagena tenemos una nueva sede que ya está operando con12 bahías de trabajo adicionales, en Medellín tenemos una sede adicional de 6.400 metros cuadrados con cerca de 25 bahías de trabajo. En Pereira, una nueva sede de 5.000 metros cuadra-dos con cerca de 22 bahías de trabajo nuevas, y en Cali se terminó de hacer la ampliación donde llegamos a 110 bahías de trabajo, y la información que nos dan nuestros proveedores es que es el dealer más grande de Kenworth en América en servicio”, agregó Julio Toro. Este plan de expansión es posible gracias a una gran inversión de 35 millones de dólares, que buscan garantizar la satisfacción de las necesidades y expectativas de sus clientes, empleados, proveedores y accionistas, en forma profesional y responsable, con el sector. Bogotá, por ser la capital colombiana y punto estratégico de las negociaciones y punto de apoyo para las demás ciudades, recibió una inversión de 20 millones de dólares, que no solo generará un crecimiento en su área de trabajo y atención, como se mencionaba anteriormente, sino que además generará más de 260 nuevos empleos, que se suman a los 197 actuales, entre directos e indirectos. El 2013 comienza así con nuevos espacios y proyecciones, de acuerdo a la dinámica que exige el país. Después de un sorprendente 2011 en ventas de camiones, un año récord para el sector, y un 2012 más estable pero igualmente positivo.

Otros links relacionados