RENOBOY S.A. es una empresa que cuenta con una red de distribución a nivel nacional, tiene 7 plantas de reencauche ubicadas en Bogotá, Duitama, Bucaramanga, Ibagué, Cali, Medellín y Barranquilla, que la convierten en la única empresa de reencauche con esta cobertura nacional. La compañía cumple 25 años de labores ininterrumpidas con una fuerte política de mejoramiento continuo y buenas prácticas, buscando siempre la satisfacción de sus clientes, lo que la ha convertido en una de las empresas líderes del mercado. “Dentro de la visión está ser la empresa referente del mercado en calidad con personal calificado, tecnología de punta y procesos limpios que con-tribuyan a la preservación del medio ambiente contando con planes de capacitación al servicio de los distribuidores y de los usuarios generando cultura de reencauche…”, expresa Fernando Flórez, Gerente General de Renoboy. El reencauche es una industria de reciclaje de llantas que permite alargar la vida de las carcasas, esto sin perjudicar la funcionabilidad de la misma; es una actividad beneficiosa para el sector transportador, ya que reduce costos de operación.

El gerente explica que si es bien cuidada, una llanta puede ser reencauchada dos o más veces y esto se verá reflejado en el rendimiento por kilómetro. También depende de que el reencauche se haya hecho con la más alta calidad y los mejores materiales para garantizar su desempeño y correcto funcionamiento. El año 1997 fue definitivo para la empresa, pues se implementó la tecnología de reencauche en frío RECAMIC, reconocida por ser una marca del Grupo Michelin, una de las llanteras más importantes a nivel mundial. De esta manera Renoboy contaba con toda la experiencia y tecnología de la marca para realizar reencauches de calidad superior. El primer taller se creó en Sabaneta, Antioquia. “En Sabaneta montamos el primer taller de reencauche con tecnología RECAMIC de toda América Latina”, señala Fernando Flórez. Pasaron tres años para que todos los procesos de reencauche en frío Recamic fueran implementados en los demás talleres de la compañía. “La tecnología que usamos nos permite incrementar la vida útil de la carcasa, reducimos los costos por kilómetro y además tenemos la misma calidad de Michelin”, añade el directivo.

El aprovechamiento de la tecnología, la experiencia que fueron ganando con los años y el desarrollo de productos confiables y seguros hechos con alta calidad hicieron que la empresa fuera reconocida en los años siguientes con certificaciones como la de calidad ISO 9001 en el año 2003 y la Certificación de Procesos también otorgada por Icontec en el 2009. De la mano con la calidad también existe en Renoboy S.A. un compromiso con el cuidado del medio ambiente, algo que se ve reflejado desde el logotipo que identifica a la compañía. Fue en el año 2006 que recibieron la Certificación Ambiental ISO 14001 en reconocimiento a los procedimientos y trabajos realizados por la empresa enfocados en preservar el medio ambiente. Esto convirtió a Renoboy S.A. en la primera reencauchadora del país en recibir este tipo de certificación por gestión ambiental y hoy día continúa siendo la única. En esos años, más exactamente en el 2005, Renoboy S.A. participó en la elaboración del Reglamento Técnico de llantas, que regula al sector en el país y que fue emitido por el Minis-terio de Industria y Comercio. Tres años más tarde Renoboy, que hasta ese año fue conocida como Renoboy LTDA., se transformó en sociedad anónima y cambió su razón social a Renovadora de Llantas S.A. Renoboy S.A. y además recibió de parte de Michelin el licenciamiento oficial del reencauche para Colombia. En 2010 se abrió la séptima planta de la empresa en Barranquilla para cubrir la zona norte del país.

El paso más reciente que Renoboy ha dado como empresa, en el cual mantiene sus políticas de mejoramiento continuo, buenas prácticas y búsqueda constante de la calidad, fue la implementación del programa Renostadar en cabeza de su hoy Gerente General, Fernando Flórez. “Fue algo que viví y quise trasladar a esta compañía”, expresa. Esta iniciativa es ejemplo de buenas prácticas em-presariales porque todos los procesos en la empresa están estandarizados, hay orden, pulcritud, los empleados son proactivos y la velocidad para dar respuesta a los problemas no tiene comparación. “Los empleados no tienen que pregun-tar donde están las cosas o que tienen que hacer porque todo está organizado y señalizado. Hay imágenes patrón que les indican como debe quedar el puesto de trabajo y así lo deben tener”, agrega el Gerente General. Regularmente hay reuniones en la planta con los empleados para ver si se están cumpliendo las metas, que se miden bajo conceptos tales como seguridad, calidad, disponibilidad, costos y progreso. Igualmente se determinan qué fallas o retrasos se están presentando en los procedimientos para corregirlos. Hoy en día, el proceso de reencauche en Renoboy toma máximo 3 días. Una ventaja es que la operación de reencauche se puede hacer en una llanta de cualquier marca, al final esta última sale de la planta funcionando gracias a tecnología Michelin. Al visitar la planta en Bogotá se destaca la limpieza y la organización del lugar, no hay elementos dispersos por el sitio, los empleados se mueven sin mayores pausas en sus puestos de trabajo.

Se dispone de un amplio portafolio de productos en diseños similares a los de la llanta nueva Michelin para ser utilizado teniendo en cuenta el terreno en que vaya a rodar. Además de las bandas para carcasas radiales la compañía ofrece otros productos como rines, protectores, neumáticos y accesorios para inflado tales como válvulas, gusanillos, medidores, entre otros. Y además cabe resaltar que Renoboy en este último ítem es distribuidor autorizado de la prestigiosa marca Schrader para Colombia, la cual comercializa accesorios para inflado, medidores, válvulas, extensiones y productos para el montaje, balanceo y reparación de llantas. El programa Renostandar se ha implementado en varias de las sedes de la empresa a nivel nacional y la idea en próximos meses es que todas las plantas funcionen de esta forma. Para Fernando Flórez hay mucho trabajo por hacer todavía pues la empresa siempre está buscando mejorar y superarse para satisfacer a sus clientes. “Queremos dinamizarla, tenemos muchos proyectos, muchas ideas y por supuesto que tendremos que evaluarlas. La empresa se está acondicionando para eso y el desafío es grande”, concluye.

Otros links relacionados