Inversión férrea, parte fundamental para la multimodalidad

La competitividad en el transporte de carga en Colombia necesita ser jalonada y sin lugar a duda, la inversión en infraestructura es parte fundamental de ello. De a poco las carreteras nacionales van tomando cara de autopistas y aunque se ve difícil que en 4 años el país sea el segundo a nivel Latinoamérica respecto a la malla vial de transporte, como se ha prometido, sí se mejora, aportándole al rendimiento y operatividad de las compañías transportadoras.

 

Con recelo y división se ha visto por parte del gremio la integración de otras alternativas, como las férreas y las fluviales, para dicha actividad. La causa, intereses particulares que afectan la competitividad honesta en el negocio de la carga. Sin embargo, y más allá de esto, el involucrar estos sistemas a las operaciones podría ser muy beneficiosos para todos los involucrados.

 

Una logística más efectiva y amalgamada en un sistema multimodal es clave para obtener resultados que generen beneficios para todos. A pesar de que suene distante, se puede analizar el movimiento en países como Estados Unidos, donde con respeto, convergen múltiples actores en el movimiento de la carga.

 

Bajo este panorama se ha pensado la estrategia en Colombia, un multimodalismo integral y apto para todos. Con esta visión, los avances en el área férrea han sido significativos.  Los principales logros en infraestructura férrea están en la construcción de la segunda línea férrea entre Chiriguaná y Santa Marta; y la rehabilitación y mantenimiento de los 890 Km del corredor entre La Dorada – Chiriguaná y Bogotá-Belencito, por una inversión aproximada de $330 mil millones en dos contratos de Obra pública, según informa la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI.

 

En cuanto a la Red Férrea del Pacífico, se adelanta a la fecha un proceso de caducidad de la concesión por incumplimientos presentados por privado. Este corredor tiene una extensión total de 498 km de vía, desde el puerto de Buenaventura (SPRBun), hasta La Tebaida (Quindío), y entre Zaragoza (Valle del Cauca) y La Felisa (Caldas).

 

En Carga Pesada realizamos una investigación exhaustiva gracias a material suministrado por la ANIy revisamos los avances por los distintos corredores del país.

Reactivación del Corredor Central

 

El Corredor Central está divido en 2 tramos, Dorada – Chiriguaná y Chiriguaná – Santa Marta.El corredor Chiriguaná – Santa Marta está concesionado a Ferrocarriles de Norte de Colombia (Fenoco), tiene una longitud de 245 km de vía en excelentes condiciones operativas y es por donde se exporta la mayor cantidad de carbón del país.

 

Por este corredor en 2016 se movilizaron 54.656.829 toneladas y en el 2017 se movilizaron unas 41.680.579,80 toneladas.La inversión acumulada del proyecto al año pasado es de USD$222 millones.

 

En cuanto al corredor Dorada – Chiriguaná actualmentese ejecuta un contrato de obra pública por más de $79 mil millones para atender y reparar puntos críticos, administrar, mantener, vigilar y operar la vía.

A la fecha la empresa británica Holdtrade Atlántico está buscando generar una futura operación eficiente y con altos estándares de calidad, como lo hacen en diferentes partes del mundo, desde la Dorada hasta Santa Marta.

 

De acuerdo a la ANI, ellos han venido realizando un esfuerzo logístico en aras de articular a los diferentes generadores de carga mediante un sistema multimodal con aliados estratégicos como la Sociedad Portuaria de Santa Marta y OPL Carga, entre otros.En  el2016 realizaron un tren de prueba por el Corredor Central que llevó a evidenciar las óptimas condiciones de la línea férrea para una futura operación de carga o pasajeros.

 

Corredor Férreo Bogotá – Belencito

 

La ANI tiene a su cargo el corredor férreo Bogotá – Belencito que tiene una extensión de 332.6 kilómetros y están incluidos los ramales Facatativá – Bogotá y La Caro – Zipaquirá. Hasta diciembre de 2017 la ANI ejecutó un contrato de obra pública para atender y reparar puntos críticos, administrar, mantener, vigilar y operar las vías férreas, así como actividades de control de tráfico, administración, conservación y mantenimiento del material rodante, señalización, atención de emergencias, programas y actividades socio-ambientales, estudios y diseños complementarios, y pólizas de todo riesgo, para este corredor. Este contrato duró cerca de 8 meses y se invirtieron más de 73 mil millones de pesos.

 

Previamente la ANI había hecho la reparación de la línea con unas obras que comenzaron el 15 de abril de 2014 y concluyeron el 31 de diciembre de 2015. El valor de esta inversión fue de $113.281 millones.

 

Actualmente se realizan trenes de prueba con carga como cemento y otros tipos de mercancía, operan trenes de pasajeros entre semana que transportan estudiantes desde Bogotá a los campus de las universidades Militar y la Sabana; y los fines de semana sale un tren con fines turísticos hacia las poblaciones de Cajicá y Zipaquirá.

 

En el mes de marzo, un nuevo tren de prueba realizó un trayecto siendo Bavaria la protagonista, movilizando 7 plataformas con 140 toneladas de producto envasado y enlatado, en el tramo Tocancipá (Cundinamarca)- Tibasosa (Boyacá).

En esta nueva prueba, que recorrió un aproximado de 200 kilómetros entre los dos departamentos, se demostró una vez más la confiabilidad del corredor férreo para el transporte de todo tipo de carga, el cual en su máximo aprovechamiento puede llegar a movilizar hasta 600.000 mil toneladas al año.

“Nuevamente grandes empresas quieren montarse al tren. Ven sus beneficios en costos, tiempos, fiabilidad en horarios. La operación permanente de este corredor traerá competitividad a las grandes y medianas empresas asentadas en el corredor industrial de la sabana norte de Bogotá. Estos son los resultados de la revolución de la infraestructura”, aseguró la Agencia Nacional de Infraestructura.

Cabe destacar, que el contratista también realiza la reparación y mantenimiento de las 8 locomotoras propiedad de la nación. Cada una de ellas puede arrastrar en un viaje hasta 400 toneladas en una velocidad promedio de 30 kilómetros por hora.

“A la fecha tenemos empresas interesadas en mover además de cemento y productos de consumo masivo; maquinaria pesada, piedra, acero de refuerzo, tubería y chatarra. Un tren de estos puede mover la carga de hasta 15 tractomulas en un solo viaje”, aseguró la ANI.

Asimismo, el pasado 20 de febrero la cementera Argos realizó plan con un tren de prueba exitoso sobre los 257 kilómetros del corredor. El tren salió en la madrugada desde la planta de Argos en Sogamoso (Boyacá) y llegó a la capital del país a las 4 de la tarde, transportando 204 toneladas de cemento ensacado en 6 plataformas.

Beneficio a la comunidad

La puesta en funcionamiento de este corredor, que está completamente rehabilitado, impulsará el transporte férreo de carga y pasajeros en la sabana de Bogotá y Boyacá. El corredor completo, reparado por la ANI, incluyó los tramos La Caro – Zipaquirá y Bogotá – Facatativá, y en especial el Bogotá – Belencito, el cual dejó de operar por los daños ocasionados en la vía, después de las temporadas invernales del 2010 y 2011 respectivamente.

 

El corredor Bogotá – Facatativá será por donde pasará el proyecto denominado Regiotram o tren de cercanías que fue estructurado por la Agencia Nacional de Infraestructura.

 

Inversión total $207.615 millones de pesos
Longitud vía férrea 332.6 km

 

Corredor Férreo La Dorada – Chiriguaná

 

El proyecto se ubica a lo largo de los departamentos de Caldas, Antioquia, Santander y Cesar.Actualmente está en administración de la Agencia Nacional de Infraestructura a través del Consorcio Ibines Férreo. Este corredor, cuenta con 521,2 Km de línea férrea desde la estación México (PK201+502) en el municipio de la Dorada en Caldas, hasta la estación de Chiriguaná en el Cesar (PK 722+683), con 33,1 Km desde Puerto Berrío (PK 328+100) hasta Cabañas (PK 361+199) y con 4 Km del ramal Puerto Capulco, que se ubica entre las abscisas PK 597+394,08 (cambiavías sur) y PK 598+253,54 (cambiavías norte) que finaliza en la abscisa PK 601+976,20. Este último ramal férreo se conecta con el río Magdalena en cercanía al municipio de Gamarra.

Inversión total Periodo 2013- 2018

Inversiones efectuadas Contrato 418 de 2013 $133.015MM
Inversiones efectuadas Contrato 313 de 2017 $79.667MM
Total, inversión La Dorada – Chiriguaná $212.682

 

Teniendo en cuenta la ola invernal ocurrida en el territorio nacional para los años 2010-2011, el corredor férreo La Dorada- Chiriguaná sufrió serías afectaciones a lo largo de su recorrido; no obstante, el esfuerzo del Gobierno Nacional a través de la Agencia Nacional de Infraestructura permitió recuperar la conectividad de esta vía férrea, corredor estratégico para una movilización de carga desde el centro del país hacia los puertos del norte de Colombia.

 

El reto que se debe afrontar es buscar consolidar una operación indefinida de carga comercial en este corredor que permita mayor competitividad, desarrollando infraestructura en un sistema multimodal.

 

Durante el periodo 2013-2018, se atendieron más de 50 afectaciones del corredor férreo que contempló la construcción de alcantarillas, estabilización de taludes, protección de estribos en puentes, etc, que tuvo como propósito recuperar la conectividad de 522 km de vía férrea situación que permitirá la movilización de carga desde La Dorada hasta los puertos del Norte y Viceversa.

Beneficios para las comunidades

Generación de Empleo

Departamento Número de empleos % de participación
Santander 102 34%
Antioquia 97 33%
Cesar 67 23%
Caldas 31 10%
Total 297 100%

Los sectores de la economía que se pueden beneficiar en medida de la reactivación de la infraestructura férrea son aquellas empresas generadoras de carga, que busquen movilizar productos desde el interior del País hacia y desde los puertos del norte de Colombia, buscando mejorar condiciones en tiempos y tarifas por tonelada movilizada.En el 2018 se ha realizado 2 trenes de prueba exitosos movilizando carga por todo el corredor.

 

Red Férrea del Pacífico

 

Después de un proceso de sanción por posible caducidad, la ANI logró un acuerdo conciliatorio con la empresa Tren de Occidente por 120.000 millones de pesos, que permitirá recuperar la conectividad de parte del corredor férreo del Pacífico que conecta a Zaragoza con la zona franca de Pereira.

 

El presidente de la ANI, Dimitri Zaninovich, mencionó lo favorable que es ver que esos recursos sean entregados para seguir adelante en la construcción de las vías del tren.

 

“Esta es una gran noticia para el país, cada vez más le apostamos a la reactivación de los corredores férreos en Colombia. Con esta conciliación realizaremos obras claves para este tramo como las variantes de Cartago, Caimalito y la recuperación de la vía férrea existente”, aseguró Zaninovich.

Relacionados