LA VUELTA AL MUNDO EN UN UNIMOG

DESDE ABRIL DE 2013, un Mercedes-Benz Unimog ha sido la nueva casa sobre ruedas para Jennifer (36) y Peter Glas (41). Este camión ha sido su «casa móvil» de su prolongada luna de miel, la cual lleva por nombre «Glaarkshouse» -una combinación de los apellidos de los dos aventureros, Glas y Parks -apellido de soltera de Jennifer.

«Si un vehículo va a llevarnos a la cima del mundo, tiene que ser un Unimog», decidieron los dos aventureros. Optaron por un Mercedes-Benz Unimog U 1300 L (serie 435) de 1986. Con el tanque lleno de 540 litros de gasóleo y 180 litros de agua dulce a bordo, el Unimog pesa alrededor de 7 toneladas. Desde luego, no han pensado en ahorro de combustible (gasta de media más de 30 l/100 km), pero el dinero no parece ser un problema para esta pareja de enamorados.

Gracias al bloqueo de diferencial y a los ejes portales es un vehículo seguro y sorprendentemente ágil en todas las situaciones. El motor del Unimog es un 5.7 L6 con 126 CV de potencia, y cuenta con tracción total con bloqueos de diferencial y ejes de pórtico. Cuenta con electricidad generada por placas solares, calefactor Webasto, cocina de gas, un baño completo…

Es una vivienda más que adecuada para dar la vuelta al mundo. Permite que los viajes sean autosuficientes durante varios días en ásperos lejos de cualquier civilización.

Esta aventura comenzó en abril de 2013 en Austria y a través del sureste de Europa alcanzaron a las tierras altas de Anatolia, en Turquía. Tras atravesar las dunas de arena del desierto iraní de Dasht-e-Kavir de Irán y de ahí pasaron al otro lado del Golfo Pérsico, a Emiratos Árabes y Omán. Actualmente los trotamundos se encuentran en India, y pronto se mudarán a Nepal, Tibet, para después visitar China y Mongolia.

Sus historias emocionantes a lo largo del camino, las fotografías y los detalles de su ruta se pueden seguir en: www.glaarkshouse.com

Relacionados