Kenworth de la Montaña y Paccar trabajan permanentemente por asegurar tanto el confort del operador como la seguridad de la carga, basándose en la durabilidad del vehículo, por lo que desarrolló una unidad de acuerdo a las necesidades del cliente. Es así como para el transporte de hidrocarburos por carretera, Kenworth de la Montaña cuenta con un vehículo acorde a la topografía, a las condiciones severas de la vía y al nivel de exigencia propio de este tipo de operación.

Específicamente en Rubiales se realizaron estudios de campo para desarrollar una unidad que fuera confortable y menos rígida. Con los resultados finales, varias modificaciones se le hicieron a estos tractocamiones. En primer lugar, en su parte física, se independizó la cabina con suspensión neumática para que sea mucho más suave y el camión es a su vez mucho más liviano en cuanto a su estructura, ya que los conjuntos o capacetes vienen en un material llamado metón. Los sistemas de escape también se independizaron de la cabina para evitar cargas y que la misma vibración dañe alguna de estas dos partes.

En la parte mecánica, la suspensión delantera se desarrolló mucho más suave y más liviana con el objetivo de que las trepidaciones del camino sean absorbidas con mayor facilidad. En la parte trasera, la suspensión está montada sobre bolsas de aire. Esta suspensión es 100% para servicio severo y está diseñada también para carreteras comunes, pero a diferencia de otros tipos de suspensión, trae un sistema más resistente a la abrasión, a los huecos, a las piedras. Está conformada por cuatro bolsas de

aire, una o dos válvulas niveladoras dependiendo del sistema, lo que se traduce en un camión mucho más suave en el momento de la operación, por lo que el desgaste, cansancio y presión para el conductor va a ser mucho menor al final de la jornada de trabajo.

En la parte de seguridad, y según las necesidades de cada cliente, Kenworth de la Montaña ofrece quinta rueda compensadora especialmente diseñada para transporte de líquidos con tanque cisterna, que elimina la torsión que hace una quinta rueda tradicional en el chasis del tractocamión y del trailer, y que alarga por ende la vida útil de cada uno de ellos, ya que el oleaje que se genera en el trailer por el movimiento normal de los líquidos va a ser absorbido por unos resortes en la quinta rueda generando desplazamientos laterales.

Por otro lado, vienen con frenos ABS, y dependiendo de la solicitud de los clientes, se pueden montar sistemas de estabilidad o anti roll que evita el volcamiento del camión en curvas. Todas estas características hacen de los camiones de Kenworth de la Montaña un motivo de confianza, economía y seguridad por el que han apostado flotas de tradición en el país, especializadas en el transporte de hidrocarburos, como CTC, Covolco, TLCSA, Copetran, Jovalco, Iceberg, Coltanques, entre otras, para consolidar u operación y hacer crecer su negocio.

Coltanques, una flota fiel a Kenworth

Coltanques, una de las empresas de transporte de carga más grande e importante del país, tiene actualmente conformada su flota con cerca de 900 unidades Kenworth. Gracias a la respuesta en el servicio de mantenimiento y garantías, suministros de repuestos, conocimiento del negocio y capacitación brindados por Kenworth de la Montaña se logró la fidelización de Coltanques con esta marca de vehículos, garantizando su operación con un equipo de trabajo y de ingenieros especializados en una sola línea y componentes.

En la actualidad, Coltanques opera en diferentes líneas de trabajo como masivo, paqueteo, líquidos, carrocería, entre otros. Una de las cargas movilizadas más importante de su operación es el transporte de crudo que se realiza con 437 tractocamiones de Kenworth de la Montaña en versas rutas por todo el territorio nacional como Rubiales, Palmeras (Puerto Gaitán), la ruta de Trinidad en Yopal, Paz de Ariporo, San Luis de Palenque, Sogamoso, Duitama, Villa Nueva, Bosconia, Guaduas, Ayacucho, y hacia la costa con la ruta desde Moriche hacia Barranquilla, Santa Marta y Cartagena, entre otras.

“Las últimas unidades de Kenworth de la Montaña están llegando con una muy buena tecnología, por su motor ISX T800 con bombona. También ha sido muy importante la información que suministra el computador incorporado a estos nuevos equipos, ya que contamos con datos actualizados que nos permiten tomar las acciones necesarias con cada vehículo. Además, el conductor se siente muy confortable, lo que facilita su trabajo en las condiciones duras con las que se realiza este tipo de transporte”, le contó a Carga Pesada Misael Segura, Jefe de Operaciones Líquidos de Coltanques .

Hoy cerca del 70% de esta flota cuen ta con motores ISX electrónicos. La planeación preventiva para cada una de las líneas de operación asegura el eficiente rendimiento de cada equipo. En el caso de los vehículos Kenworth de la Montaña que transportan crudo en Coltanques, “el engrase se realiza cada 8.000 kilómetros y el cambio de aceite cada 24 mil km., que corresponde para las diferentes operaciones.

Dentro de esos parámetros vienen unos ítems que van ligados al engrase o cambio de aceite, según los kilómetros que tenga asignado cada componente del motor. En cuanto al combustible, estos tractocamiones tienen un rendimiento promedio cargado de 6.5 galones por kilómetro, y vacío de casi 9 galones por kilómetro”, comentó Misael Segura sobre el excelente rendimiento y economía de estos camiones de Kenworth de la Montaña.

Colvolco deposita su confianza en Kenworth

Covolco, la Cooperativa de Transporte de Tanques y Camiones para Colombia, próxima a cumplir 50 años de tradición y experiencia prestando el servicio de transporte de carga líquida, seca y a granel por todo el territorio colombiano, sustenta su capacidad de servicio con una flota de 370 tractomulas, que en su gran mayoría están hoy destinadas a transporte de hidrocarburos, y en especial de crudo. “Desde nuestros inicios prácticamente utilizamos camiones Kenworth, y la experiencia ha sido muy satisfactoria porque es una máquina que nos ha prestado un gran apoyo. Los equipos que hemos tenido que llevar a zonas muy agrestes en realidad han respondido como ha sido requerido”, afirmó Carlos Arturo Rodríguez, Presidente de la Junta Directiva de Covolco.

La evolución y mejoras en las características de los componentes que integran cada vehículo Kenworth de la Montaña han sido la clave para que la difícil operación del transporte de hidrocarburos, por las condiciones de las carreteras y las zonas de explotación petrolera, se cumpla con confiabilidad y economía. Según Carlos Arturo Rodríguez, “los encargados de la marca en el país han atendido cada una de las sugerencias durante estos años sobre componentes o partes mecánicas que no funcionan como deberían, estudiando mecanismos para lograr las mejoras y ofrecer condiciones óptimas de trabajo de los camiones Kenworth, que son muy robustos. La experiencia nos indica que si queremos tener una buena confiabilidad de camiones para que este tipo de trabajo funcione, utilizamos esta marca de camiones”.

La suspensión neumática, con la que viene equipado por pedido el tractocamión Kenworth T800, ha marcado una diferencia significativa en la economía de la operación. “Podemos dar fe de que esta clase de suspensión baja significativamente los costos, pues ya no utiliza una serie de ballestas por lo que los tiempos de mantenimiento se han visto mejorados”, agregó el Sr, Rodríguez, quien también destacó la confiabilidad de los motores electrónicos y concluyó expresando que “estamos muy agradecidos con la gente de Kenworth de la Montaña por el medio que ellos nos brindan para poder prestar bien nuestro servicio”.

TLCSA, más de una década con Kenworth de la Montaña

Desde que comenzó la representación en el país de Kenworth de la Montaña de los vehículos de transporte de carga de esta marca estadounidense, comenzó la relación comercial con Transportes de Líquidos de Colombia S.A. TLCSA. Esta empresa, especializada en transporte de líquidos e hidrocarburos, especialmente con cisterna, cuenta con cerca de 150 vehículos propios y otros tantos afiliados de terceros, y el 90% de estos son Kenworth, en su mayoría tractomulas. En la actualidad su especialidad es el transporte de crudo desde los Llanos Orientales hacia el interior del país, y de la Costa Atlántica y el puerto de Buenaventura hacia el interior.

“La experiencia con los camiones Kenworth ha sido excelente porque es la primera compañía de respaldo en Colombia y por ende nos da más confianza para el suministro de servicio, de repuestos y de mano de obra a buen precio, y que están en la mayoría de ciudades del país”, afirmó Luis Gabriel Pinto de TLCSA, quien describió los camiones de Kenworth de la Montaña, “como unos vehículos aptos para todo tipo de terreno, competitivos, con mano de obra y repuestos alcanzables y que se consiguen en todo el territorio nacional”.

Otros links relacionados