Marcopolo desarrolla kit de protección para un transporte público más seguro

  •  El fabricante presenta un sistema de divisiones que actúa como barrera de protección para los conductores y cobradores

En otra acción para garantizar la máxima seguridad en el transporte público urbano y evitar el avance de la pandemia del Covid-19, Marcopolo ha desarrollado un sistema de divisiones que actúan como una barrera de protección para los conductores y cobradores. Visate, el operador de transporte público urbano de Caxias do Sul, en Brasil, ha estado probando el sistema en su flota en los últimos días.

El nuevo sistema de protección se venderá en forma de kit. A fin de permitir y agilizar su instalación en los autobuses que circulan por todo Brasil, Marcopolo suministrará el producto a los operadores y propietarios de vehículos a través de sus sucursales y su red de representantes nacionales.

Según João Gabriel Magnabosco, Gerente de Ingeniería de Marcopolo, se trata de un sistema de barrera física para el conductor y el colector que reduce la posibilidad de contagio de la enfermedad porque evita la transmisión y el contacto con las gotas expulsadas durante el habla, la tos o el estornudo. Los paneles envuelven el área de trabajo de estos profesionales, expuestos diariamente a la gran circulación de personas, asegurando la protección también para los pasajeros.

«El sistema fue ideado para los autobuses urbanos con motor delantero, la gran mayoría de la flota que circula en el país, como el Torino, el modelo más producido por Marcopolo. Pero, como es una solución flexible y modular, puede ser adaptada e instalada en diferentes cuerpos, incluso de generaciones anteriores. La parte del cobrador es adaptable a cualquier autobús y la del conductor depende de un proyecto específico para cada modelo«, destaca el ejecutivo.

La elección del vidrio como material a utilizar se debió a su superficie lisa y a su facilidad de limpieza y higienización. «Materiales como el acrílico sufren una degradación acelerada al entrar en contacto con el alcohol, que es uno de los productos que se utilizan normalmente en la higienización«, subraya.

El proyecto de desarrollo del sistema se llevó a cabo en asociación con Visate y tenía por objeto diseñar un sistema que ofreciera a los conductores y cobradores una protección adicional a los EPI, como las mascarillas individuales recomendadas por los organismos sanitarios y gubernamentales.

Salud, seguridad y bienestar en el transporte

Uno de los mayores desafíos en la lucha contra la difusión del Covid-19 es garantizar, en todas las ciudades del país, la movilidad de los profesionales que trabajan diariamente en actividades esenciales y necesitan desplazarse. El transporte público desempeña un papel fundamental y el desarrollo de soluciones para garantizar la protección, la salud, la seguridad y la tranquilidad de quienes necesitan utilizar los servicios es la prioridad de Marcopolo.

También le puede interesar:  Soluciones de bioseguridad Marcopolo para autobuses

El nuevo sistema es otra solución que Marcopolo ha estado presentando al mercado en las últimas semanas. A finales de abril, el fabricante ya había presentado el FIP Onboard, la primera solución de bioseguridad a bordo que promueve la desinfección en los autobuses y evita la propagación de los virus, garantizando la protección durante un máximo de tres días.

 

Relacionados