Seleccionar página

8 Mitos y Realidades sobre el reencauche de llantas

Dic 14, 2021 | Noticias

Un buen reencauche contribuye a incrementar el rendimiento de las llantas y reducir costos operativos. Compañías de flotas de camiones, así como empresas de construcción y agricultura, utilizan el reencauche para hacer más eficientes sus costos, sin sacrificar seguridad, calidad y desempeño.

Reencauche Bandag

Atributos como la sostenibilidad, el rendimiento, la seguridad y la optimización de costos, son algunos de los beneficios estratégicos comprobados que el reencauche de llantas ofrece a las flotas y transportadores; sin embargo, aún existen muchos mitos que descalifican este proceso.

Por ello, a través de su marca Bandag, líder mundial en rencauche de llantas, Bridgestone, empresa líder mundial en neumáticos y caucho, que se basa en su experiencia para proporcionar soluciones para una movilidad segura y sostenible, desmiente los 8 principales mitos que existen en torno al reencauche: 

Mito N° 1:        Los reencauches son los trozos de banda que se encuentran tirados en la carretera.

Realidad:        Los trozos de banda con alambre que se encuentran en la carretera no son parte de un reencauche, ya que esos contienen cuerdas de alambre que pertenecen al casco. Además, en Bandag no se utilizan cuerdas en los reencauches y la compañía cuenta con un proceso de producción certificado que garantiza su durabilidad.

Mito N° 2:        Los reencauches no son seguros.

Realidad:        Los reencauches de llantas son tan seguros que incluso los autobuses escolares y los aviones de combate más sofisticados los utilizan.

Mito N° 3:        Los reencauches son feos.

Realidad:        Las diferencias entre una llanta reencauchada y una nueva son prácticamente imperceptibles, por ello la mayoría de los transportadores no logran notar la diferencia. La apariencia de una llanta reencauchada Bandag tiene mucho que ver con la habilidad y minuciosidad con la que se trabaja.

Mito N° 4:        Un reencauche no se compara con una llanta nueva.

Realidad:        Una llanta reencauchada Bandag tiene un rendimiento igual o mayor que el de una nueva y supera a las llantas de bajo desempeño. Asimismo, al reencauchar se puede alargar el ciclo de vida útil de la llanta ya que esta puede someterse al proceso de reencauche más de una vez, con un precio promedio de hasta un 50% menor al de una llanta nueva.

Mito N° 5:        Son ladrones de kilometraje.

Realidad:        Las bandas de rodamiento que se utilizan en el reencauche están hechas con la misma calidad que las de una llanta nueva, lo que no afecta el kilometraje. 

Mito N° 6:        Si la banda de rodamiento está mal, el casco también.

Realidad:        El casco de una llanta no se desgasta igual que una banda de rodamiento. Además, un casco de calidad como el de Bridgestone puede superar la vida útil de la banda de rodamiento original.

Mito N° 7:        Las llantas reencauchadas no tienen un buen rendimiento.

Realidad:        Los reencauces de alta calidad están presentes desde eventos todo terreno hasta carreras de resistencia de 24 horas. Los reencauches para camión le ahorran a la industria del transporte millones de dólares cada año.

Mito N° 8:        El calor destruye los reencauches.

Realidad:        Las llantas reencauchadas no fallan en carreteras calientes y por ello se puede transitar con ellas en climas extremos con toda confianza. En la mayoría de los casos donde el calor destruye una llanta se debe a una presión de inflado insuficiente.

Bridgestone y su marca Bandag, se enfocan en ofrecer servicios que cubran todo el ciclo de vida del producto, desde la fabricación de llantas para el segmento comercial, con características especiales que permitan su reencauche, hasta productos Premium de reencauche que buscan contribuir a alargar la vida útil de las llantas, contribuir a la sostenibilidad de los procesos y generar mayores eficiencias operativas