PANTOJA CUMPLIÓ SU SUEÑO EN UNA PROSTAR

GANADOR: JOSÉ PANTOJA nació en Túquerres Nariño, hace 29 años, es casado y tiene un hijo. Hace cuatro años que participa en el GPNT y desde 2009 -cuando debutó y se consagró como campeón de los novatos- su sueño siempre fue llevarse la corona para su departamento.

El pasado 15 de julio ese sueño se hizo realidad. A bordo de un Prostar de International disputó 9 pruebas que lo llevaron hasta la gran final junto a Henry David Guio y siempre se mostró competitivo. El nariñense no ahorra en elogios para su máquina: “Estaba muy bien preparada, era un vehículo excelente con buena visibilidad. Desde el primer momento en que la maneje tenía mucha confianza, estaba seguro que podía ganar con ese carro, y cuatro años de experiencia ayudan”.

Pero no sólo tuvo que lidiar con los rivales y las difíciles condiciones de la pista, lidiar con la presión y mantenerse concentrado y tranquilo fue lo más complicado. Pantoja cuenta que estaba tan enfocado en lo que tenía que hacer, que se había abstraído de lo que pasaba a su alrededor. “Cuando me llaman para ir a lo de la patadita de la buena suerte de Don Jorge Barón empecé a ponerme nervioso, quedé desubicado, me sudaban las manos. Fue un momento muy alegre pero yo sólo quería subirme a mi camión”, agregó.

Le costó tanto acomodarse y volver a su estado de concentración inicial que cuando los oficiales bajaron la bandera para dar la largada de la prueba final, Pantoja se demoró en arrancar y perdió ventaja inicial y las dos primeras vueltas fue para Guio. “En ese momento pensé: “Que sea lo que Dios quiera”. Iba detrás de él pero no quería arriesgar a dañar los carros, uno sabe que la presión es para los dos y el que cometiera un error le daba la victoria al otro”, expresó el nariñense.

Y el error llegó. En la segunda Zona de Frenado y Resistencia IMAL Guio se equivocó en la maniobra de reversa y Pantoja aprovechó para asumir la punta de la carrera, estaba a un par de giros de coronarse campeón. “Con la ventaja me tranquilicé un poco, seguía corriendo fuerte pero sereno”, afirmó el conductor. Hasta que no le agitaron la bandera a cuadros José Antonio seguía enfocado pero ya era consciente que había ganado. Cruzó la meta, volteó a mirar a su copiloto para ver que le decía, pero el hombre no le respondía, pudo notar que las lágrimas brotaban de sus ojos. “Él no me hablaba y yo lo único que hice fue gritarle emocionado ¿Usted sabe lo que acabamos de lograr? Somos campeones!”. Batalló por este triunfo estos años y por fin lo consiguió.

Pantoja agradece a la gente de su pueblo –que están muy contentos además con su primer campeonato- por el apoyo y a su familia por haberlo acompañado en esta lucha de cuatro años que hoy lo tiene como el monarca de la competencia más emblemática del sector transportador en Colombia.

2. PUESTO. HENRY DAVID GUIO:

Este joven de 22 años recién cumplidos (30 de julio) hace parte de una dinastía que ya acumula siete títulos en el Gran Premio Nacional de Tractomulas y por eso reconoce que siempre hay algo de presión en la familia que espera que las nuevas generaciones sigan cosechando éxitos. Y aunque todos los años el clan Guio lleva varios competidores, entre ellos no hay rivalidad más allá de la que exige la misma competencia sino que existe un deseo de ayudarse y que todos lleguen lo más lejos posible.

Para este Guio, nacido en Duitama, el subirse al camión Eagle de International es una cuestión de adrenalina. Correr en la prueba reina de las ‘mulas’ en Colombia es para él un hobbie; su interés, además de ganar, es divertirse. Lo que lo hace diferente a buena parte de sus rivales es que manejar un camión no es a lo que se dedica, este boyacense está próximo a graduarse como Ingeniero Industrial, ya acabó materias y sólo le falta cumplir el requisito del trabajo de grado.

Con la del 2012 sumó su cuarta participación en este certamen, no obstante este año no se le dio. “Cuando iba completando la segunda vuelta ya no tenía frenos, eso tampoco ayudó cuando me equivoqué en la reversa y ahí se perdió la carrera. En las otras vueltas podía seguirlo pero no atacarlo para pasar adelante”, contó.

El día no terminaría tampoco con buenas noticias. Su mamá que estaba en las tribunas se resbaló y se golpeó la cabeza quedando inconsciente casi 20 minutos. Lo que más lo impactó a su llegada cuando se preparaba para subir al podio fue verla en ese estado. Hoy dice que después de los chequeos médicos está todo bien y que sólo fue un susto.

Henry David sabe que para su familia esta competencia es importante y los habitantes de Duitama confían en que cuando los Guio van a Tocancipá son candidatos al triunfo por eso este muchacho reconoce que tuvo mucho apoyo en su pueblo e incluso no faltó quien apostó a que el joven Guio ganaría. Pero lo que más lo enorgullece es ver a sus familiares contentos, que le agradecen que las nuevas generaciones los estén representando tan bien en cada competencia. Su objetivo el próximo año es el título, no quiere nada más.

3. PUESTO. FERNANDO CHÁVEZ

Este cundinamarqués de 52 años, casado y padre de tres hijos es uno de los pilotos más veteranos de la competencia. Debutó en 1994 y se coronó como el mejor novato, el trofeo como campeón del Gran Premio Nacional de Tractomulas lo conseguiría en 2010. Este aguerrido competidor se ha ubicado en todos los lugares del podio durante estos años y así como se prepara para el triunfo también sabe como lidiar con la derrota. Chávez, conduciendo un camión de su propiedad, una máquina Eagle de International, se la jugó por la suspensión de muelles al contrario de sus rivales que trabajaron con suspensión neumática, porque era la que conocía y con la que maneja habitualmente. “Me di cuenta que no era la más apta para la competencia, es una máquina que tiene fuerza, que tiene pique, pero no era la más estable y en ese aspecto no me respondió”, explicó el transportador, quien además reconoció que los vehículos International son los que mejores resultados le han dado.

La tercera posición al final es un balance positivo sobre todo porque había una motivación más. Si conseguía la victoria se la iba a dedicar a su hermana que falleció hace tres meses. “Estaba muy triste porque la recordaba, pero cada vez que me subía al camión le pedía que me guiara desde donde estuviera para que yo pudiera ganar”, agregó el competidor.

4. PUESTO. OSWALDO FIGUEROA

El hombre nacido en Pupiales, Nariño un 16 de julio hace 37 años participó por tercer año en el GPNT con la firme intención de ganar pero la ilusión llegó hasta semifinales cuando fue vencido por Henry David Guio. Este nariñense casado y padre de dos hijos compitió este año a bordo de una tractomula LoneStar de International la cual debutaba en el Autódromo de Tocancipá. El conductor destacó el desempeño de su máquina pero reconoció que al ser un vehículo tan nuevo con muy poco rodaje en comparación de sus competidores lo iba a exigir más.

Fue el poco tiempo de entrenamiento, el desconocimiento y que el `camión estuviera nervioso para arrancar, en palabras del propio corredor, los factores que determinaron su derrota en semifinales. Aún así Figueroa agradeció a Navitrans por confiar en él y sus capacidades al volante para estrenar este vehículo, a la gente que fue a animarlo y a su familia por el apoyo que le recibió en todo momento.

Relacionados