Más reencauche menos impacto ambiental

En una apuesta para reducir el impacto del medio ambiente y generar una oferta sostenible en el sector del transporte de carga y pasajeros, Michelin quiere posicionarse como la llanta más rencauchada en su mercado.

Seguridad y agarre con el reencauche Michelin

Aparte de ofrecer seguridad y excelente agarre; la tecnología de Michelin desarrollada en nueve centros de investigación alrededor del mundo, ofrece llantas de alto rendimiento kilométrico lo que genera menor impacto ambiental.

Para obtener los resultados deseados en las llantas, la marca trabaja en 3 objetivos específicos:

  1.  Reducir la resistencia al rodamiento: esto genera como resultado, ahorro de combustible y reducción de emisiones de CO2 contaminantes por kilómetro rodado.
  2. Lograr máximo rendimiento en primera vida. Tecnologías de la banda de rodamiento más reesculturado. Además de alcanzar excelente desempeño en primera vida, las llantas Michelin vienen diseñadas para ser reesculturadas. El fabricante francés, promueve este procedimiento porque con él se ha alcanzado duración adicional en primera vida hasta de un 20%.
  3. La reencauchabilidad: las carcasas Michelin están diseñadas para soportar el rigor de varias vidas de reencauche después de la vida original, y así traer mayor rentabilidad al transportador porque paga por el servicio de reencauche solo una fracción de lo que cuesta una llanta nueva.

Reencauchabilidad para el ambiente.

El proceso de reencauche sin duda ayuda al medio ambiente, pues al realizarse, solo se requiere aproximadamente el 30% de los materiales de una llanta nueva. Además, cada vez que una llanta de camión usada se reencaucha se deja de producir un 70% de materiales de difícil descomposición, esto sin contar que para su fabricación en promedio se utilizan aproximadamente 22 galones de aceite y en el proceso de reencauche solo llega a 7 galones.

¿Reencauchar es seguro?

El reencauche es tan seguro que en Estados Unidos casi el 80% de las llantas de aviones comerciales y militares son reencauchadas y cada banda reencauchada es usada para un aproximado de 270 veces entre despegues y aterrizajes.

En Colombia, la práctica del reencauche ha ido creciendo y es un proceso que está regulado por el gobierno. 

 Michelin le apuesta a posicionarse como la llanta más reencauchada en los mercados donde compite, pues para la manufactura del reencauche estándar de la marca, (RECAMIC), Michelin tiene licenciadas cinco plantas con cubrimiento nacional, y una de ellas, en Bogotá, ofrece adicionalmente en su portafolio un proceso industrial de Reencauche exclusivo Michelin (Renovado Michelin), un servicio diferenciado con tecnología de punta que permite aumentar el rendimiento respecto a la oferta de reencauche estándar. Además, Michelin cubre la carcasa por daños de fabricación durante hasta dos vidas de reencauche.

Este proceso ha ido aumentando su participación en flotas, de manera más relevante en tiempos de pandemia, tanto así que durante el primer semestre de 2021 Michelin licenció la segunda planta con esta tecnología, ubicada en Yumbo Valle que opera desde el mes de abril, con renovación industrial y procesos mejorados con tecnología de punta Michelin, maquinaria y materia prima.

Unido a este trabajo diario, según investigaciones y alianzas, para el 2050 Michelin fabricará y venderá llantas completamente renovables, con elementos reciclados o de origen biológico, así reiterando su compromiso con la generación de un transporte más seguro, limpio y eficiente, con beneficios para el usuario y para la sociedad.

Artículos Relacionados