Nueva sesión académica de Busworld: “Luz al final del túnel” para la industria de pasajeros

Dado que la crisis de Covid-19 se ha extendido por todo el mundo y todavía está activa en varias etapas, múltiples países están tratando de reanudar sus negocios, no como siempre, pero a un ritmo limitado. Bajo esa mirada, Busworld Academy, invitó a seis panelistas para hablar sobre la industria.

El centro del más reciente webinar de Busworld Academy fue el análisis de cómo la industria puede volver a operaciones normales después de la crisis del Covid-19. Ante esa pregunta, Marc Hofmann, CEO de CheckMyBus (Alemania) un metabuscador global para viajes, disponible en 18 países alrededor del mundo y con oferta de más de 5 millones de salidas semanales, dio una mirada positiva.

Desde el comienzo de la pandemia, por primera vez se ve una tendencia positiva y una luz al final del túnel”. Según Hofmann, la demanda en varios países está regresando y así lo muestran estadísticas del mes de abril en donde los índices crecieron: en Italia 118%, en Portugal 132%, en Alemania 74%. A su vez, también aumentan las transacciones, como la venta de pasajes. “Existe una fuerte correlación entre la creciente demanda y la disminución de la crisis de Covid-19, pero la misma correlación se aplica a los países donde la crisis de Covid-19 aún es fuerte. Divididos en edad, los datos muestran que también las personas mayores no se mantienen alejadas a pesar de pertenecer al grupo de riesgo«, agregó Hofmann.

Distanciamiento social

Una pregunta que es bastante prominente es si el negocio de autobuses volverá a ser un negocio rentable. Mirando las restricciones de Covid-19 respecto al distanciamiento social, esto podría ser difícil. Hofmann ve una tendencia que se aleja del distanciamiento social al uso de máscaras. «Cuando esto se tiene en cuenta, la capacidad puede volver al 100%, un escenario en el que el negocio de los autobuses puede volver a ser rentable, aunque habrá costos adicionales, como el control de entrada y las medidas para proteger al conductor«.

Para Hofmann hay una similitud en el uso de transportes masivos como el metro y la cantidad de personas que viajan en él, a pesar del distanciamiento social. “Los asientos y el embarque en un autobús o autocar son mucho más fáciles de controlar en comparación con otros medios de transporte público. La oportunidad radica en un sistema complementario para admitir sistemas de metro cuando no pueden utilizar la capacidad total. Modelos de negocio que pueden surgir en los próximos meses. Pero estas son solo predicciones, pronósticos sobre lo que podría traer el futuro en función de los indicadores«.

Una de las razones que abre dicho escenario, es que, probablemente las terminales llenas como las conocemos, se están volviendo historia. “La gente ya no se siente muy segura. Hay un gran interés en deshacerse de las ventas de boletos en los mostradores llenos en las terminales. Debido a que nos estamos acostumbrando mucho más a hacer transacciones en línea, esto tendrá un impacto en las preferencias del usuario. También tendrá un impacto en los requisitos para la emisión de boletos en línea por parte de las compañías de autobuses, que en muchos países todavía es muy bajo «, recalcó Hofmann.

Comenzando de nuevo

Hofmann aborda la cuestión de volver a iniciar el negocio y advierte cómo hacerlo. Cree que no existe una situación ideal, pero puede ser impulsada por los datos. “El costo de una aceleración puede ser muy alto, especialmente cuando instalas la red completa, pero instalar una pequeña parte de esta red tampoco es ideal. Habrá una gran cantidad de pronósticos basados ​​en datos para establecer negocios basados ​​en la demanda de una manera inteligente, muchos requisitos para realizar la adquisición de usuarios de manera sabia y los precios dinámicos serán importantes porque los usuarios pueden esperar precios más altos pero también pueden fluctuar en cada ruta. Reaccionar a esto se convertirá en la clave del éxito, especialmente para los operadores interurbanos«.

El pronóstico basado en datos solo es posible con un buen entorno digital. Hofmann dice que se necesita invertir en digitalización. “Pero debido a la crisis de Covid-19, los bolsillos no son tan profundos como antes. El marketing puede costar mucho, especialmente cuando no se basa en el rendimiento. Este será un desafío para las compañías de autobuses y autocares. Sin embargo, creo que vale la pena porque las empresas que pueden superar estos desafíos tendrán muchas oportunidades al salir de esta crisis. Serán mucho más fuertes«.

Artículos Relacionados