Recomendaciones ANSV para evitar accidentalidad vial

La Agencia Nacional de Seguridad Vial reitera su llamado a los actores viales inmersos en las excepciones al Aislamiento Preventivo Obligatorio a reducir las distracciones mientras se conduce para salvar vidas en la vía.

En momentos en que el país avanza en un proceso de reactivación económica, y poco a poco más personas salen a las calles, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) reitera el llamado a todos los actores viales a evitar las distracciones al estar en las vías, buscando disminuir la pérdida de vidas por siniestros viales durante el Aislamiento Preventivo Obligatorio.

La invitación es a no realizar acciones que aumentan los riesgos al manejar, como utilizar el teléfono celular, comer, fumar o incluso conversar con los pasajeros del vehículo.

Errores más comunes

Estudios internacionales revelan que hablar por el celular, chatear o usar otras aplicaciones móviles al manejar multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un siniestro vial.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), enviar mensajes de texto “implica largos periodos de distracción visual y cognitiva”, por lo que ha catalogado esta acción como “peligrosa y mortal” cuando se hace frente al volante.

Además, manipular elementos electrónicos como el radio, pantallas de tv o dispositivos de GPS con los vehículos en movimiento provoca que el conductor pierda un campo visual entre 50 y 60 grados, restringiendo su visibilidad frontal, lateral y trasera a través del retrovisor.

Te puede interesar: (La tecnología en pro de la seguridad vial)

D igual manera, pruebas de campo de carácter experimental demuestran que mientras un conductor gasta 15 segundos revisando su celular, a una velocidad de 50 km/h, habría recorrido una distancia de 208 metros, distancia en la que perdido la visibilidad de su recorrido.

El riesgo de fumar

Otra práctica que pone en riesgo la vida de los conductores es fumar. El humo podría generar irritación ocular en el conductor, lo que desvía su mirada de la vía.

También ingerir alimentos incrementa el riesgo de un siniestro, pues lleva a separar las manos del volante, alejando la posibilidad de maniobrar adecuadamente ante cualquier imprevisto.

En lo corrido de este año, 10.928 conductores han sido sancionados en todo el país al ser sorprendidos por una autoridad de tránsito hablando o chateando por celular mientras conducían. Así mismo, 406 conductores recibieron sanción por fumar y conducir a la vez.

Otras investigaciones afirman que las conversaciones entre piloto y copiloto, la lectura o el maquillarse reduce la observación y atención del conductor en un 50%, dificultando la reacción en caso de presentarse un imprevisto.

La voz del director

El director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Luis Lota, señaló que “estas conductas se han vuelto tan habituales en los conductores, que es importante recordar cuáles son los riesgos a los que nos enfrentamos, y trabajar por contrarrestarlos desde la educación y seguridad vial. Los hábitos de fumar, ingerir alimentos o chatear son acciones que pueden esperar, o que pueden hacerse deteniendo el vehículo, para así mantenernos a salvo.”

En todos los casos, se sugiere que el conductor detenga el vehículo y ocupe su tiempo realizando estas acciones lejos de las vías, para no aumentar el peligro tanto para ellos como para los demás.

Respetar las normas de tránsito

Adicionalmente, la ANSV invita a los ciudadanos que pueden salir en el marco de las excepciones del Aislamiento Preventivo Obligatorio a respetar las señales de tránsito y no sobrepasar los límites de velocidad. También les recuerda a los conductores seguir las medidas de bioseguridad y realizar las respectivas limpiezas de los vehículos para prevenir el COVID-19, según los protocolos definidos por el Ministerio de Salud.

En caso de ser víctima de un siniestro vial o presenciar uno, recuerde comunicarse a la línea de emergencia 123.

Artículos Relacionados

Los nuevos vehículos e-Delivery empezarán a circular por las calles de São Paulo y Río de Janeiro en el 2021. El lote es parte del plan de Ambev de tener 1.600 camiones VW eléctricos en su flota asociada para el 2023.